Hogar de San Martin, Breve historia

Breve Historia:

En 1997 se inauguró en Torrent una casa que soñaba con llegar a ser un hogar para aquellos transeúntes crónicos que carecen principalmente de un techo bajo el que descansar. A pesar de las dificultades que todo proyecto naciente lleva consigo, el Hogar San Martín de        Porres ha sido un sueño convertido en una realidad con éxito.

El proyecto prospera y adquiere cada vez mayor relevancia social y por eso, se abrió una nueva casa, en el año 2002, siendo en la actualidad la capacidad de 12   personas, 4 en la primera vivienda y 8 en la segunda. Los hogares están, uno sito en la calle San Alfredo nº 22 y el otro en la calle San Enrique nº 16. Gracias a la ayuda, colaboración y subvenciones de los amigos infatigables del proyecto, voluntarios, instituciones y Caritas se ha conseguido dar vida, cariño y esperanza a los más necesitados.

  • Destinatarios:

Los transeúntes crónicos son personas muy deterioradas     con edad superior a 40 años y que suelen dormir en la calle con ausencia de hábitos como consecuencia del alcoholismo o el juego. Necesitan un acompañamiento en la enfermedad y calor humano porque han perdido los más elementales hábitos (higiénicos y de convivencia). Estas características les imposibilitan el acceso al mercado laboral y a una vida   social normalizada

 

  • Responsables:

 

Fundación Hogares San Martín de Porres, ayudada por un Consejo que se encarga de la gestión cotidiana y práctica.

 

  • La oferta de los Hogares:

 

Son pequeñas viviendas donde se pueden recuperar hábitos, intimidad y un trato más cercano. Consideramos que esto es lo más apropiado para que los acogidos recuperen la confianza en sí mismos y en su entorno, valoren su autoestima y puedan crecer a nivel    personal y social. Además, se les ofrece la oportunidad de sentirse útiles y realizados mediante el trabajo manual en el taller habilitado para ello en uno de los Hogares.

  • Actividades que se Realizan:

 

  • – Aumentar la cohesión del grupo que vive en la casa.
  • – Aumentar las habilidades sociales de los participantes con el fin de que las relaciones sociales sean más satisfactorias.
  • – Aumentar las competencias personales a la hora de enfrentarse a situaciones problemáticas.
  • – Potenciar la autoestima de los participantes por medio de la interacción con los demás.
  • – Apoyar en la Deshabituación Alcohólica.