Gracias Quique

Este domingo 8 de octubre de 2017, Quique Baviera, seminarista que ha estado en nuestra parroquia durante 3 cursos, se despedía de la comunidad parroquial para irse al nuevo destino que le han asignado: Vilamarxant. En su despedida ha agradecido a todos la acogida y el trato, especialmente a nuestro párroco Pablo, del que ha dicho que lo consideraba un amigo. Lamentaba no haber podido conocer a todos tanto como le hubiera gustado pero aseguraba que igualmente se llevaba a todos en su corazón.

Y, como agradecimiento a la parroquia, ha querido regalar un paño de hombros para la exposición del Santísimo, que tanto ha vivido en esta parroquia y que ha querido, con ese regalo, que se continúe la adoración al Santísimo como hasta ahora él ha ido viendo.

Desde la parroquia no podemos más que agradecer a Quique su tiempo y su servicio, siempre dispuesto, para todos y desearle que en su nuevo destino, en la parroquia de Vilamarxant, siga creciendo en la fe y ofreciéndose por todos.

Quique Barberá, seminarista que ha estado en nuestra parroquia durante 3 cursos

 

Que el Señor, que empezó en ti la obra buena, Él mismo la lleve a término.

Víctor M. Araque