Sínodo para la Nueva Evangelización

El mayor Sínodo de Obispos de la historia abordará, desde este domingo hasta el 28 de octubre, el tema clave de la «nueva evangelización», es decir, el modo de reavivar la fe en las sociedades cristianas donde se ha enfriado la práctica religiosa y donde la percepción de lo sobrenatural ha prácticamente desaparecido de la cultura y la vida cotidiana.

Aparte de los 262 patriarcas, cardenales y obispos que participan como «padres sinodales», una cifra que marca un récord absoluto desde la institución de esta asamblea por el Papa Pablo VI siguiendo las orientaciones del Concilio Vaticano II.

La asamblea incluirá, además, a 45 expertos, 49 oyentes, 15 delegados fraternos de otras Iglesias cristianas y tres invitados especiales. Junto con los ayudantes y traductores, el número de participantes llega a las 400 personas. El cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, el obispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, y el de Almería Adolfo Gonzalez Montes, han sido elegidos en representación de la conferencia episcopal española.

La mayor parte de los padres sinodales, 182 de un total de 262, han sido elegidos por las conferencias episcopales de todo el mundo o por las asociaciones de superiores de religiosos. Entre estos últimos figuran también españoles muy destacados como Adolfo Nicolás, prepósito general de los Jesuitas, José Rodriguez Carballo, ministro general de los Franciscanos y Josep Maria Abella Batlle, superior general de los Claretianos.

El Papa ha nombrado directamente a 40 padres sinodales, entre los que figuran el cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, el prelado del Opus Dei, Javier Echevarría, y el presidente de Comunión y Liberación, Julián Carrón. Participan como auditores, con derecho a intervenir en los debates, Kiko Argüello, iniciador del Camino Neocatecumenal, José Maria Simón Castellví, presidente de la Federación Internacional de Asociaciones Médicas Católicas, Lydia Jiménez González, directora general de las Cruzadas de Santa María, y Emili Turú Rofes, superior general de los Hermanos Maristas. Entre los oyentes hay algunas teólogas, muchas profesoras de universidad y varias responsables de nuevas comunidades como Maria Voce, presidenta de los Focolares, Chiara Amirante, fundadora de la comunidad Nuovi Orizzonti, así como la hermana Mary Lou Wirtz, presidenta dela Unión Internacional de Superioras Generales de Estados Unidos. El Sínodo contará con intervenciones destacadas del arzobispo de Canterbury y primado dela Comunión Anglicana, Rowan Williams, y del Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Bartholomaios I. Se espera también con interés la intervención del microbiólogo y premio Nobel Werner Arber, que es protestante y hablará sobre ciencia y fe.

Durante la ceremonia de apertura, este domingo, el Papa proclamará Doctores de la Iglesiaa san Juan de Ávila, sacerdote español del siglo XVI, y a Hildegarda de Bingen, benedictina alemana del siglo XII, mística, científica, compositora musical, artista y poeta, una de las mujeres más excepcionales de su tiempo pues predicaba en latín a los clérigos y en alemán al pueblo en sus viajes apostólicos encomendados por el Papa. Y, por si fuera poco, reprendía a algunos obispos y al emperador Federico Barbarroja cada vez que hacía falta.

El Sínodo acogerá con especial afecto a 12 de los 69 padres conciliares que participaron en el Concilio Vaticano II y que han sobrevivido este medio siglo. El día 11 de octubre, 50 aniversario de la apertura de aquel vigésimo primer concilio en la historia dela Iglesia, Benedicto XVI inaugurará el «Año dela Fe». Más información: